La chota

Así le dicen acá a los policías, sobre todo a los que van y sacan borrachos de sus escondites llenos de humo de cigarros traviesos, o ya los andan persiguiendo por los barrios bravos pa pedirles su moche de dinero pa no hacerla de jamón o encaramarlos a la patrulla.
Estaba yo metido en mis asuntos, como todo mundo, estacionado a un lado de una de esas tiendas que usualmente venden bebidas alcohólicas hasta las 8 de la noche nada más, y después de eso solo se permiten vender litros de leche cortada, pastelillos dulces chatarra y papas fritas. En eso una pickup con torreta y pintada de negro se estacionó violentamente a mi lado, mirando hacia atrás.
Por la ventana se asomó un incipiente bigotudo moreno y cachetón. Con voz jovial me pregunta directamente

– ¿Dónde vive joven?
– En la Guadalupe –
– ¿Y qué anda haciendo tan lejos? –
– Acá nomás jefe, apenas dejando a mi mujer en el gimnasio–
– ¿Qué gimnasio? –
– Ese que está allá arriba–
– ¿Ese de allá?
– Sí–
– ¿Y porqué está usted estacionado en sentido contrario?
– Ay señor discúlpeme, no sabía que esto es sentido contrario. Mire que yo solo atiné a meter reversa y hacerme a un lado pues un tipo se estaba acomodando y opté por no estorbarle–
– Pues mire que es sentido contrario y no vaiga a ser que venga uno de los de vialidá y se lo lleve con la grúa–

Puse cara incómoda…

– ¿De dónde es usted joven?–
– De Michoacán– Dije procurando ser congruente con las placas del pequeño coche que traía.
– ¿Y qué anda haciendo tan lejos?–
– No le importa… – Pensé – Trabajando mi jefe– dije.
– ¿A que se dedica joven?-
– Pues trabajo en la empresa FULANA y estoy haciendo un proyecto…–

Abrió los ojos y sonriendo me dijo:
– ¡Ahhhhhh ya! entonces usted es arquitecto ¿No? de esos que andan en la obra esa de la plaza comercial ¿No?–
– Esteeee… sí… efectivamente–
– Oiga y como pa cuando la van a terminar, es que mire que ya mi mujer pues ya no quiere ir hasta Mérida y pues es bien caro porque el viaje pues en autobús y digo sí está muy bonito pero luego no hay dinero y pues ya teniendo laplazacomercial acá ya todo bienporque yavateneruno todoalamano…–

y así se fue hablando un rato…

– ¿… y para cuando la van a terminar?–
– Uuuuuy no sabría decirle mi jefe, ya ve como son esas cosas, que si el ingeniero ve por donde, que si llueve, que si se venden o rentan los locales, no nomás es de llegar y decir “ahí toi” y ahí ya estuvo… yo digo que como pa Abril del año que entra ya queda así 100% funcional, ¿Cómo la ve?–
– … pues sí le falta mucho – dice dudando un poco – bueno… andele dele vuelta al coche que no vaiga a ser que venga el de vialidá.

Arrancó la camionetota de policía estatal y se fue.

Anuncios

Jabón Zote y demás botanas

Hay momentos en la vida de un morro que, por más que uno quisiera conectar la cabeza con todo lo demás, pensar las pendejadas antes de hacerlas vaya, pues nomás no se puede. Y no se puede no porque uno esté pendejo (eso ya se sabe y se ve de lejos), sino porque el sentido común no existe o siplemente no podemos tener siempre a nuestras mamás ahí detrás de nosotros limpiando o arreglando toda la sarta de mamadas que se nos ocurre hacer cuando estamos niños.

Un compadre y su carnal, cuando eran unos cachetoncitos diablillos jijos de su chambeadora, cumplieron con el cometido de ponerse a buscar un chingado tesoro que nunca llegó… bueno. Llegó en forma de cinturonazos en sus delicadas nalguitas cuando su papá encontró el tremendo agujero que los dos cabroncitos hicieron en la pared de la recámara de sus papás.

Y luego dicen que es malo golpear a los niños… digo… a mi carnal y a mi a cada rato nos daban nuestros mandarriazos, que muchas de esas veces nos lo merecíamos.

De niño uno se aburre un chingo. De sacarse los mocos y embarrarlos adentro de los rollitos de calcetines limpios no vive un niño, menos de mordizquear cuidadosamente la cobertura de chocolate de las donas y dejar la pieza en cuestión en el lugar preciso donde se encontraba en la bolsa del pan.

Cuando chamacos, pasábamos las tardes solos en compañía quien sabe de quién: A veces era “Chuche Morgan”, una especie de “Milusos” que rondaba por el barrio, ya sea buscando chamba de plomero, pintor, baña perros o hasta niñero (como con nosotros); ya más adelante fue “Licha”, una flacucha muchacha que hacía las veces de niñera con nosotros y que de sazón para cocinar tenía lo que yo de jugador de fútbol americano.

Cuando morros uno no tiene miramientos para hacer las pendejadas que hace, como puse arriba. Desde jalarle los pelos a la mascota de la abuela, hacer encabronar al perico que lo único que quiere es que por fin le des su chingada almendra y no lo estés toreando como pendejo, atinarle con un papel remojado en babas y un popote a los gatos que, ya por hueva, simplemente se paseaban con los pegotes embarrados en los pelos o embadurnarles los bigotes de plastilina para que caminara chistoso.

Una vez llegamos a usar todo el Aqua Net de mi mamá para hacernos peinados extraños, como los pendejos esos que salían en el anuncio de Aqua Net. Como usamos casi toda la botella, después de un rato ya andábamos todos locos y con picos de cabello en la cabeza. Brincamos tanto en el colchón todo madreado de mis jefes hasta que se cayó y tiramos la tele y el peinador y las joyas de mi mamá (que eran como tres pares de aretes y dos pulseras en una cajita) y la loción de mi papá.

Nos han puesto semejante cagadón que preferimos al final mejor salir al patio a hacer otras pendejadas…

Como la vecindad donde vivíamos estaba rodeada de lotes baldíos, el patio y sus alrededores estaban infestados de lagartijas y ratas del tamaño de un gato pequeño… neta! A veces veíamos a los ratones columpiándose en el tendedero de la ropa de un lado al otro del patio hasta llegar al lavadero donde mi mamá escondía el Jabón Zote. Ahí se posaban los cabrones y de mordidas pequeñas se acababan el chingado jabón, entre los ratones y las lagartijas.

Mis jefes, que ya nos habían pescado haciendo cosas extrañas con el jabón (como hacernos tiritas de jabón rascándole con las uñas, como basurita de sacapuntas de lápiz pues) es que lo tenían en un lugar alto.

Nosotros, por aburridos que andábamos, nos inventábamos formas de capturar ratones en el patio. Eventualmente lográbams capturar alguno en uno de los frascos de crema para cuerpo (Nivea) que dejaba mi mamá. Esa extraña maña de las mamás de andar todas embadurnadas de crema por la ciudad.

Total que encerrábams a lo ratones en los fráscos de crema y nos las ingeniábamos para hacer una pequeña fogata y poner a calentar el frasco. Digo, entonces eran de esos frascos de vidrio grueso, azules, con tapa de metal que estaban más que bien para ese tipo de maldades.

A veces simplemente dejábamos los frascos en el sol hasta que se botaba sola la tapadera.

Pinches morros sádicos me cae de madres.

Luego, con el tiempo, medio me fui dando cuenta de toda la sarta de pendejadas que hice de niño (aunque todavía no tanto las actuales) y siempre termino diciendo algo así como:

El último roedor que atrapé con ayuda fue con la invaluable mordida de mi perro Tampico, un deshuevado poodle con carácter de camionero y dientes lisos como habas. Llevaba ya dos noches el pinche ratón, más bien rata, escarbando en la pared de un lado de la puerta de mi cuarto. Hasta que me harté. Le abrí la puerta al perrillo y me lo traje. Él ya intuía cuando lo ponía a hacer esa clase de servicios.

Subimos a mi cuarto, saqué el Brut de botella verde para axilas, un encendedor y estopa.

Coloqué la estopa en la entrada del hoyo de la pinche ratota y le prendí fuego al aerosol.

¡Ah jijo de su pinche madre como saca lumbre esa chingadera!

Hasta que entre humo y charrasqueadas salió la pinche rata, del tamaño de un aguacate maduro pero con cola…

De un brinco subió a mi escritorio y luego otro más a mi repisa, luego de ahí trepó como soldado por mis medallas que tengo colgadas del techo, hasta subir a mi librero y se guareció entre la parte de arriba del librero y el techo, que dejaban un espacio de unos pocos centímetros.

Acerqué un banquito y asomé un ojo por la rendija.

Ahí estaba la pinche criatura con sus ojos negros y su cola de alambre toda encabronada y espantada.

Subí el Brut y le prendí fuego al líquido mientras salía. Al acercarlo a la rendija la rata tomó vuelo y brincó como si su vida dependiera de ello… bueno, de hecho sí jojo.

En un rápido movimiento, mientras la panzona rata venía en picada por el aire, el panzón de mi perro brincó y de un mordizco pescó a la criatura que hizo un ruido como cuando pisas un pato de hule.

*SQUIIIIICK!!!*

Yo incrédulo grité SUELTALOOOORRRRGGGHHHH!!!!!!!  al tiempo que le daba manazos en la maceta con la mano abierta mientras asqueado UUUUOOAOARRGGGG veía como se movía la cola de la rata…

GUACALA NO MAMESSSS!!!!  Al tercer manazo el chingado perro va y suelta la rata toda madreada a mis pies como quien va y regala una caja de Ferrero Rocher y se me queda viendo con cara de “anda anda, cómete un chocolatito mijo…” no me vi la cara pero creo que no sabía si seguir asqueándome o brincar de la felicidad por ver que mi cagón perro aún era útil para algo y no solo para comer, cagar, ladrar o cachondearse las almohadas de mis jefes.

Con un recogedor y una escoba vieja (ni de pedo iba a usar la escoba de la cocina) hice rodar a la chingadera esa para levantarla y llevarla al lote baldío de enfrente.

Ese terreno ya era tiradero de algunas bolsas de basura a la semana, así que se podían encontrar desde aparatos viejos que aún servían, hasta la basura de la peluquería de dos cuadras arriba…. aunque mi jefe nos hacía limpiarlo una vez al mes y eso me hacía sentir como que pos bien en veces…

Total que llegué al lote con la cosa esa en el recogedor. Con la vista busqué algo que me pudiera ayudar.

En eso la cosa esa hizo un ruido que me espantó. Al subir la mirada de nuevo ví al fondo algo que hacía ya más de 10 años no veía: Un bote de crema nivea, azul con tapa de metal.

Pero no lo usé… no podía repetir la misma pendejada de hacer eso para luego, en una sorpresa desagradable, ver como tronaban las tapas de los botes… así que la enterré y pos ya.

Solo quería regresar a mi casa a bañarme y desinfectar con alcohol el mueble de mi computadora, mi repisa, las cuerditas de mis medallas y el librero… y lavar mi ropa y ya mencioné bañarme? y lavar las cobijas y mis tenis y los calcetines y ya nunca más de los jamases comer botanas y galletas en el chingado cuarto, que para eso se hizo la sala…

No escribo porque…

No escribo porque el mundo es extraño y común a la vez.

Déjame explicarte.

Estoy conociendo lugares nuevos, personas, atardeceres y amaneceres. Estoy experimentando dolencias varias y múltiples, diferentes a las anteriores. Estoy sintiendo cosas diferentes cuando me descubro una pestaña en el dedo y de forma cursi le soplo frente a ella deseando no perder su mirada de mi vista, cada vez, todas las veces.

El mundo es un lugar extraño porque mi horizonte cambia constantemente. Es curioso como uno, cuando cuenta las aventuras viajeras, hace que los demás imaginen un pasto verde verde verde de este lado del país.

El mundo es un lugar extraño porque ahora resulta que sí, mis sueños (que no el ideal que piensa uno para si, sino lo que me llega a la cabeza en golpes de destino adelantado) se han cumplido a cabalidad desde siempre, lo bueno, lo malo, lo horroroso y lo hermoso.

Escribir en un mundo extraño es lo más tonto que podría hacer. No puedo. Ese mundo extraño me distrae, me tiene alerta, atento, despierto y voraz. Constante de encuentros, adolece de angustias extremas, pero lo nuevo siempre interesa, aunque huela feo, aunque de comezón, aunque apriete y rechine un poco al dar el paso izquierdo pero no el derecho.

Ella busca entenderme, igual que yo a ella. También nos he descubierto como un buen dúo, uno que, como todo buen equipo, busca compensar los huecos que vayan surgiendo, para ser sencillos, eficientes y afectuosos. Eso también es nuevo, y es bueno, y me gusta.

El mundo es un lugar común, pues como en todas las familias, se nos deja saber de las desgracias cercanas, aunque a veces también las propias tienen su peso. Las lágrimas que puedan rodar por nuestras mejillas, no son más o menos que las sonrisas que quieran hacer brotar de golpe una tarde de lluvia con sol.

El mundo es un lugar común, pues el pasto es igual de verde, el aire es igual de tibio, el cielo igual de azul, con sus tonos amoratados y anaranjados por la tarde. Sólo que ahora el mar está cerca, y la brisa no enfría, y la lluvia no para, y el mar no tiene marea, y la gente es bajita y morena, y estamos lejos del mundo conocido.

El mundo es un lugar común porque las oportunidades son las mismas, el dinero siempre falta pero el amor bien que rinde. El calor siempre aprieta pero el fresco ahora se aprecia mucho más. Las guitarras se desafinan, pero a cambio la voz entona mejor. El mundo es un lugar extraño y común a la vez… Y no escribo porque el mundo se ve diferente.

20120628-200622.jpg

Venganza

Justo llego a desayunar a la esquina donde he descubierto que hacen un muy buen desayuno y a buen precio y me encuentro a dos mujeres de mediana edad hablando de viajes, negocios, lugares donde comer y de hombres.

Al sentarme ellas ya van comentando cuando fulano o zutano las llevaron a tal o cual lugar, que luego derivó en una pequeña charla sobre comida y lugares chidos.

Cuando una de ellas terminó de comer su pan doce y de tomar su café, se levantó rápidamente y preguntó por el monto del desayuno de los dos.

La otra, se atragantó levemente y se levantó detrás de ella para ir a pagarle (invitarle) el desayuno a su amiga. En unos pocos segundos se desató una batalla campal por dejarle en la mano al chico de la caja un billete de doscientos pesos.

Una decía “yo te invito porque hace ocio fue día del abogado!” y la otra “noo yo te invito porque fue el día del ingeniero!” o algo así…

Total que el pequeño Individuo de la caja se quedó un rato con la mano estirada con cara de pocos amigos.

Una de ellas le aventó el billete y él lo pescó en el aire con habilidad. La otra “enojada” solo le decía al chico “no le cobressss no le cooobreeeesss, yo te voy a pagarrrr!!!” mientras la otra tipa solo sonreía y le bloqueaba el paso a la otra con sus corpulentas carnes.

Una vez que abrió caja el chico, la que pagó salió disparada hacia la mesa, toma su bolsa y sale corriendo por la puerta principal, la otra sin saber que hacer solo atinó a asomarse por la ventana y gritar “me las vas a pagaarrrr”

Las frases zopencas del Doncha en Facebook

 

– jejeje no había visto tu comentario! no man ches me pasó algo parecido el otro día, andaba caminando muuuuy distraído y que un árbol me mete zancadilla 😛 y ahí voy al suelo con todo y mi gelatina

– y sí he comido todo eso como lo comen acá, pero me da mucho coraje que me pregunten quesi quiero mis quesadillas con queso :/

– …me estoy comiendo un bolillo así solo… sin nada adentro más que el migajón que ya trae…

– si chale, cuando me voy a secar? cuaaaando?

– Porqué el Facebook me pone la opción de “LIKE” en mis propios post? A huevo que me gusta lo que pongo! si soy bien chingón y me caigo re bien 😛

– Los Beverly de Peralvillo

– Pos dice que me dan un toque y que me dan un toque, pero ps yo no siento nada, los toques virtuales que onda, o sea, es como “rólala rólala” y ya? que nerds

– Panqué de Fuá

– ‎”… hable más fuerte que estoy en toalla…!”

– Pau Pau! que fresco frescoooo

– ‎”El deseo anárquico y voluble, no es deseo, es capricho”

– Y no hace falta mucho alcohol para darle cuerda a este muñecón 😛

– Este vato está escuchando pura música de vikingos en sus audífonos, se escucha a dos metros 😛 tan tranquilo que se ve el muchachón

– Escuchar a Diego Torres cantando con los Tigres del Norte es como pedir un mollete con chorizo en el Chillis… namás como que no encaja el pedo

– Levante la mano el que de niño se le atoró la cabeza en el respaldo de la cama o entre los barrotes de algún barandal (-_-)/

– Ok ok , internet nos dejó saber del FUA!, nos dió el gif de un tipo montado sobre un cerdo que va corriendo, nos dejó saber del significado de las siglas C.A.N.A.C.A, y nosotros que le regresamos a internet? que?

– Y cuando despertó se dio cuenta que sí estaba volando en realidad

– Muahahahahahahaha muaaaaahahahahahaha voy a mi c asaa donde ya haay internéeeee!!!!! *se pone una capa y se tapa la mitad de la cara con ésta*

– Con este clima se me antoja una coca helada y una hamaca y… aah no perdón perdón, se me antoja un chocolate caliente y un panito dulce

– Porque somos diseñiles, igual de mandriles pero con laptop y audífonos 😛

– que horror es tener comezón y no saber dónde mero se encuentra :S

– Ser revolcado por una ola en la playa, salir con los calzones volteados o enrollados en una pata, con medio kilo de arena en las orejas o los ojos, habiendo tragado agua salada con pipí de niño mión y terminar de panza en la arena…

–  aunque el pelo en pecho sea un pelo en el pecho, hay que mostrarlo con orgullo 😀

– Está cabrón saber si llegaste o no al DF en autobús cuando has dormido un rato en el camino. No hay tienditas que se llamen “helados el DF”, “pollos el Defeño”, “paleterías la Capitalina” o “agencia de viajes el chilango”

– macacó zapóoooo!!!! pipipipipipiiii

– ‎”Que dicen que ya te mandaron el logo en capas y también vectorizado…” Abro el mail y me encuentro un PSD y un AI, cuando los abro, descubro que es un JPG pegado en el archivo de ilustrator y una capa con el logo y otra que dice background en el archivo de photoshop…. FACEPALM! *si no eres diseñador a lo mejor ni le entiendes a este rollo*

– ‎”Ese niño corre tan lento que se le van a subir las hormigas”… 21 años después ese niño ya es todo un hombre y cuando corre todavía se le suben las hormigas

– Pasen un día súper chingón, saquen el FUA!, eleven su KI, pujen pa que salga, arrepúnchenle todo lo arrepunchable, entreguen el alma, pero con moderación, no vaya a ser que lleguen a su casa y se necesite un poco más de FUA! avedá

– Yo de niño me mofaba de tener muy buena vista, hoy mi súper poder es sacarle buena plática a las señitos del aseo 😛

– Nada es definitivo, nada es bueno ni malo, ni blanco ni negro. Esos extremos sólo están en el ojo de quien los busca, en la costumbre que tenemos de ponerle nombre a las cosas, de ponerle límites, de encerrarnos en un universo lineal y finito que de por sí no existe más allá de nuestras pestañas.

– A veces uno piensa que piensa, pero si pone uno atención, se siente mientras se piensa; el corazón se acelera, los ojos se avivan, los pies se ponen ansiosos… uno siente y piensa que está pensando

– jejeje que loco 😛 acá en la oficina anda Jhonny Laboriel y por equivocación se metió al baño de las mujeres jojojojo pobre se salió todo apenado y se puso rojo como tomate prieto

– O sea, cuando uno dice “ME QUIERO VOLVER CHAAANGOOOO!!!” no es porque literalmente uno tenga esa necesidad de estar trompudo, prieto y peludo y hacer monadas… lo que pasa es que los buenos changuitos viven con mucho menos estrés que uno… al menos eso leí un día en la revista Selecciones

– Touch Doooown!!! a huevo esa es mi selección

– Uff volví a ver la de toy story 3 y volví a chillar como magdalena y uff que bonico

– Frío, lluvia, gripas, chocolatito caliente, pan dulce y bufandas. Nomás faltan los villancicos y ponerme más gordo y ya es diciembre

– Tengo manos bonitas y no me había fijado 🙂

– La palabra secreta de hoy fue “confundidillo”

– “Oye mijo, ese que canta y que le pone la voz al carrito rojo no es Erick Rubín?”… mi mamá queriendo hacerme plática durante la película de Cars2 😛 como quiero a mi jefecita

– Nunca nadie tiene la razón, pero curiosamente hay gente que te convence de no tenerla cuando discuten. Auto traición inducida.

– pos es que luego músicos vemos, licenciaturas no sabemos 😛

– Siempre amanezco dormido, pero hoy exageré

– Chicles Trident con sabor a Frescapié

– La palabra secreta de hoy es: “Chimengüenchón”

– Voy a hacer planking en el sillon de aquí a un ladito, orita retacho

– Para los que visitan mi casa y se quejan de mis perros:

Aclaro

1. No tengo perros

2. De hecho nadie visita mi casa, alguien quiere ir a cotorrear a mi casa?

3. Si existiera un perro que no cagara, aunque comiera y echara pelo, yo lo tendría, segurito.

4. En realidad, aunque sea el que sea, si pudiera tener perro lo tendría, pero no me dejan en el depa 😦

– Una película de ficheras sin una escena con música de Chico Che, otra escena de pelea con sillazos y la aparición de Polo Polo, no es película de ficheras 😛

– Protrastinando… Porocusqueando… Procatperando… Tirando la hueva pues!!!

– ¿A donde con tanta prisa señorita? – le dijo mientras le miraba las piernas y aspiraba el perfume que dejó al pasar… él imaginó que ella volteaba y regresaba para acariciarle las orejas y besarlo en la nariz, pero ella nunca más volvió a pasar frente a esa construcción.

– La palabra secreta de hoy es “arrempujoncito”

– Montaña de Pantuflas … discútanlo

– Washumare

– acá abajo está Sabrina la chichona

– señorita huracán, venga a voltearme la casa de cabeza, pero primero acompáñeme a bailar esta rolita hawaiana

– hay música que pones pa que te escuchen escucharla y piensen que eres cool…

– Somos niños jugando a trabajar, a tener responsabilidades; jugamos a hacer cosas que ni nos gusta hacer; pasamos la vida buscando compañeros de juego…

– ps no se, pero el otro día estaba yo escuchando mi ipod quedándome dormido y me salió una rola de juan gabriel así bien chida y yo dije “ah que chido no mames” y que me duermo

– La palabra secreta de hoy fue: “retaqueishon”

– #cosassexysenunamujer que sepa usar freno de motor como mi amiga Point 😛

– Un “chivo espiatorio” traerá de esos googles para ver de noche?

– Ora que vengan los Strokes a México les voa decir que si me dejan subirme con ellos a tocar un cover de Motorhead 😛 a huevo

– Mondongo

– hoy metí un chanwish de contrabando a la oficina

– Pinche maldición del calcetín solitario

– Se me voló una sábana que estaba tendida pa secarse

– Toy en el rancho y voy pa surrancho

– La palabra secreta de hoy fue “Petacona”

– Monólogos de las anginas

– Make me a taco!

– I squizzel my shizzel

– Chingón por Tchaikovsky que compuso la rola de “Queremos pastel…” no podríamos pasar ningún cumpleaños sin ella 🙂

– Esta noche no hubo ni sexo, ni drogas, ni rockanroll, ni cumbia ni pastel… Pero ps como quiera no fue muy diferente a ayer 😛 al menos ayer si hubo chilaquiles…

– Kaaaaarrmaaaa Maaaaaannnnnn el único súper héroe capaz de chingarse a los clientes que no te pagan sin que te des cuenta y te aporte ningún beneficio más que una conciencia tranquila pero una panza desnutrida! tu tu ru ruuuu!!

– Masco chicle y bailo tango… aunque me sale mejor la cumbia 😀

– Grabar, tomar café, seleccionar, tomar café, trackear, tomar café, modelar, texturizar,, tomar café, iluminar, tomar café, animar, renderear, tomar café, tomar café, tomar café…

– Shanclud Van Damned

– Un día me dijo mi mamá que no le gustaban las canciones con rimas Esdrújulas… y yo me quedé así O_o— *como se nota que es maestra*

– Mixiote de pollo con sopa de coditos y consomé jujujuyyy

– Chale chale bajaos la espuma a tu capuchino

– A este rorro ya le afectan mucho las desveladas, y si eso incluye lluvia y frío, pos pior

– this huaraches are made for walking

– habemus habas habaneras

– Pues así como que muy democráticamente pos quien sabe, pero yo voto por unos chilaquiles con huevito… 🙂

– El mundo deja de girar cuando alguien te dice tus defectos y tú optas por ignorarle diciéndole los suyos… Ah la negación! Tan bella y traicioneramente fácil…

– Y con eso también descubrieron que los egiptólogos y lingüistas que habían “traducido” o “interpretado” los geroglíficos egipcios, eran todos una bola de tarados 🙂

– Se despertó en ropa interior, sentado en la bañera llena de agua y hielos. En el espejo había un mensaje con lápiz labial: “llame al 911, para que lo atiendan por la hipotermia, no le hemos sacado nada, más bien le dejamos algo adentro, en las tripas…”. La duda lo mató

– Desnudo, en los separos de la comisaría, sollozaba mientras un bandido con la mano rota lo miraba desde el otro rincón. Fue el único que le preguntó los motivos de su acto. Le ofreció su mano rota como consuelo…

– …No soy feo señor- dijo el ayudante del cura al cantinero -es que así me criaron…-

– “Despertar sin angustia bien valió el navajazo…” dijo, mientras admiraba la costra de sangre que dejó el corte. Ella solo levantó la mirada para seguir extrañándolo.

– Hay pelis donde no pasa nada, así todo aburrido y de pronto BAM! Banda Ancha Móvil

– Fon tejón, tupare, fon tejón, tu pa

– Se extraña lo que al final fue solo un espejismo… Pero se extraña

– Nunca falta alguien que sobre 😛

 

Defeño

Algunas aberraciones de las que te das cuenta cuando llegas a vivir al DF:

1. Las quesadillas nunca tienen queso, a menos que lo pidas, si no lo pides no tienen. SON TACOS!
2. Cuando pides chilaquiles siempre te los dan con una pieza de pan, generalmente bolillo. Nunca intentes terminarte los dos. PAN CON TORTILLA?
3. Las quesadillas con tortillas de harina de trigo les llaman sincronizadas, a las que son de doble tortilla les llaman gringas. Y SEGURO TENGO QUE PEDIRLAS TAMBIÉN CON QUESO!
4. Las tortas de tamal son un platillo muy socorrido, pero te la tienes que bajar con atole o champurrado. MASA CON MASA CON MASA? ME VA A DAR UN ATAQUE!

Teorías

Tengo una teoría.

Hay una señora que cada que paso por esa calle, está siempre sobando las hojas de un eucalipto. Tengo la teoría que el alma de su marido muerto está dentro del árbol, por eso ella lo acaricia todo el día.

También tengo la teoría que el señor que vende los tacos de guisado a un lado de la coladera que está a un lado de la oficina, es el dueño del Mustang GT negro último modelo que está estacionado justo a un lado de donde pone su puesto. Me imagino que antes lo estacionaba lejos, pero ahora se le hace más fácil mejor ponerlo ahí porque en la mañana tiene que bajar las cazuelas con los guisados y están algo pesadas.

También tengo una teoría sobre la gente que va a comer a esos puestos de comida que están a un lado de la coladera de acá afuera. Todos ellos le ponen alguna droga adictiva a las tortas, panes y tacos que venden, así aseguran clientela por un buen rato. Hay gente que, a pesar de la pestilencia que se libera desde esa coladerota, ahí están remojando su panito en café sin empacho.

También tengo la teoría de que hay gente que simplemente le gusta el olor a coladera.

También tengo la teoría que no hay un solo barrio en el DF que no huela a coladera al menos una vez al día. Cosa rara en cualquier otro lugar de provincia en el que haya vivido o vacacionado antes.

También tengo una teoría sobre las chicas guapas en el DF. Todas son muy lindas y de mente abierta, pero o ya tienen pareja o simplemente no quieren tener.

Las chicas verdaderamente guapas, inteligentes, emprendedoras, solo voltean a ver a los que las ven, si es que están bien vestidos y de sus bolsas cuelga el llavero de un Mercedes como mínimo. Aún así esas chavas nunca van solas.

Tengo la teoría de que para conseguir novia acá, si es que algún día se me ocurre y no me da flojera, tendría que dejarme crecer la barba, comprarme un gorrito curioso que poca gente usaría, comprarme unos pantalones entallados y un tocadiscos de acetato. Ah! Y usar unos lentes enormes y hablar de cómo fue que estuve en el primer concierto de Radiohead en México cuando todavía eran unos “chavales poca cosa”, a pesar de que yo solo tenía poco más de 10 años y todavía no descubría las delicias del rock alternativo…

Pero es sólo una teoría…