Trote

De pronto me descubro extrañándote a la lejanía. Curioso y fugaz en pensamiento, corazón cabalgante e inquieto.

Anoche me encontré en el espejo, y me vi como se ve a alguien más, que con una sonrisa en los labios me dijo que estaba bien loco, y que yo sabía lo que hacía y lo que dejaba de hacer.

Y así me dije que no deje desbocarse al corazón… Que apacigüe a este travieso y confianzudo niño que en mi aún vive.

Pero no me hice caso y solo me di una mirada cómplice y levanté las cejas un poco y me convencí. Me convencí con una mirada, me convencí de extrañarte a la lejanía, en un curioso y fugaz pensamiento, con el corazón cabalgante e inquieto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s