Conocido

Desde que llegué a la Ciudad de México, por vez primera, con mi familia con el objetivo de sacar mi visa para pasar a los Estados Unidos, me quedé fascinado con la presencia de sus edificios, nuevos y viejos, que adornaban los costados de esas grandes avenidas.

Ms papás, que poco sabían manejarse en esta gran ciudad, hicieron un esfuerzo titánico por no mostrar su pánico y dejar a sus chiquillos disfrutar la grandiosidad de la capital del país.

Eso fue hace poco más de veinte años. Los taxistas estaban en la mira pues los secuestros y asaltos exprés estaban apenas poniéndose de moda, los policías apenas mostraban síntomas de corrupción y los políticos eran gente decente hasta que se demostrara lo contrario. Las ruinas arqueológicas eran un lugar súper interesante para visitar y no se le impedía a la gente subirse y tomarse fotos, pues todos tenían la conciencia de cuidarles lo más posible.

Y eso fue todo. Ya no volví por mucho tiempo.

Años después, ya todo un veinteañero, entré a trabajar a una pequeña televisora subsidiaria de una más grande a nivel nacional, así que me tocó dar una que otra vuelta de vez en cuando a la Ciudad de México.

Ahora vivo ahí mismo. Soltero, rozando los 30, con un trabajo decente, con un compañero de casa más que decente y la fortuna de, en un café cualquiera; voltear y ponerme a platicar con el señor que tengo a un lado y preguntarle por su guitarra. En algún punto de la conversación él muestra curiosidad por saber de mi vida y más adelante le pido que me oriente sobre grupos o bandas de blues, y me pasa sus datos y su teléfono y me dice que le caigo bien… Justo antes de despedirme de él me doy cuenta que, afortunada pero estúpidamente, no me di cuenta que estuve platicando media hora con uno de los compositores mexicanos más recordado de los últimos 15 años y que, curiosamente, es del estado de donde es mi mamá, cuna de muchos muy buenos compositores, escritores y hasta filósofos más o menos famosones.

Platicamos sobre música, sobre guitarras, sobre como de pronto es difícil ser músico en este mundo cada vez menos musical y sí más impersonal…

En fin, salí de ese café librería con la curiosidad de saber lo que puede pasar poniéndome en contacto con aquel conocido compositor…

Acá la más famosa de sus composiciones:

Y acá el cover que le hizo Café Tacuba:

Anuncios

Un comentario en “Conocido

  1. QUÉ AFORTUNADO, AMIGO!!! LO ESCUCHÉ EN UN CONCIERTO EN LA OLLIN YOLIZTLI, CANTANDO ‘LA MEDICINA’, DE REAL DE CATORCE Y ME ENAMORÉ DE SU RONCO PECHO JA JA!!! EL MOMENTO FUE SENSUAL. LA CONSEGUÍ Y CUANDO LA ESCUCHO SE ME ENCHINA LA PIEL. EL TIPO ES GENIAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s