Teorías

Tengo una teoría.

Hay una señora que cada que paso por esa calle, está siempre sobando las hojas de un eucalipto. Tengo la teoría que el alma de su marido muerto está dentro del árbol, por eso ella lo acaricia todo el día.

También tengo la teoría que el señor que vende los tacos de guisado a un lado de la coladera que está a un lado de la oficina, es el dueño del Mustang GT negro último modelo que está estacionado justo a un lado de donde pone su puesto. Me imagino que antes lo estacionaba lejos, pero ahora se le hace más fácil mejor ponerlo ahí porque en la mañana tiene que bajar las cazuelas con los guisados y están algo pesadas.

También tengo una teoría sobre la gente que va a comer a esos puestos de comida que están a un lado de la coladera de acá afuera. Todos ellos le ponen alguna droga adictiva a las tortas, panes y tacos que venden, así aseguran clientela por un buen rato. Hay gente que, a pesar de la pestilencia que se libera desde esa coladerota, ahí están remojando su panito en café sin empacho.

También tengo la teoría de que hay gente que simplemente le gusta el olor a coladera.

También tengo la teoría que no hay un solo barrio en el DF que no huela a coladera al menos una vez al día. Cosa rara en cualquier otro lugar de provincia en el que haya vivido o vacacionado antes.

También tengo una teoría sobre las chicas guapas en el DF. Todas son muy lindas y de mente abierta, pero o ya tienen pareja o simplemente no quieren tener.

Las chicas verdaderamente guapas, inteligentes, emprendedoras, solo voltean a ver a los que las ven, si es que están bien vestidos y de sus bolsas cuelga el llavero de un Mercedes como mínimo. Aún así esas chavas nunca van solas.

Tengo la teoría de que para conseguir novia acá, si es que algún día se me ocurre y no me da flojera, tendría que dejarme crecer la barba, comprarme un gorrito curioso que poca gente usaría, comprarme unos pantalones entallados y un tocadiscos de acetato. Ah! Y usar unos lentes enormes y hablar de cómo fue que estuve en el primer concierto de Radiohead en México cuando todavía eran unos “chavales poca cosa”, a pesar de que yo solo tenía poco más de 10 años y todavía no descubría las delicias del rock alternativo…

Pero es sólo una teoría…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s