Encarnao

El sábado llegué por la mañana un rato después de empezado el examen de titulación de mi hermano. Algunos amigos y familiares estuvimos ahí afuera esperando por horas a que el examen terminara, hasta que por fin salió del salón.

Pareciera que cuando uno va a esos eventos, es siempre con la idea de que todo va a salir a pedir de boca, sin alarmas ni sorpresas… Pero no es así. Esta vez fue muy difícil descubrir que, a pesar de los grandes esfuerzos de mi hermano por ser un alumno ejemplar, las cosas salieron al revés.

A él y a mi nos viene en la sangre ese sentir político que hace que nos guste el debate, el discurso, pero ser eso al mismo tiempo que un alumno de medicina no deja más que situaciones agrias. Además de eso, la escuela mas grande y reconocida del estado tiene tantos problemas políticos que los que un solo sexenio puede resolver. Las únicas soluciones inmediatas han sido, hasta ahora, reducir la cantidad de egresados titulados a como de lugar, lo que significa hacerlos reprobar en un examen difícil en extremo (realizado por doctores especialistas) que un “simple” médico general no va a poder más que reprobar. Cientos de posibles doctores vieron sus ilusiones truncas con esta situación, mi hermano no fue la excepción: reprobó el examen de titulación; mi pequeño gran guerrero, mi querido Iron Man de corazón blandito, mi adorado héroe de bolsillos grandes y colección de llaveros raros, reprobó su examen de titulación.

El examen de mi hermano fue de los mas difíciles; al parecer hay un gran plan que rebasa las esperanzas y expectativas de miles de alumnos y posibles nuevos doctores generales con título: bajar la tasa de titulaciones para no tener condicionada la acreditación que les ayuda a seguir dando títulos, pero con la consigna de sacarle todo el dinero que puedan a los que se vayan quedando en el camino.

La firma de un fulano en el papel vale seis mil pesos, pero tienes que pagarlos antes para tener derecho a hacer el examen, y si lo repruebas no te regresan ese dinero. Se paga derecho de piso, pues parece ser que ninguno de los casi cien salones estará disponible para el evento. Cuotas para realizar un papeleo inexistente y filas para tramitar el permiso de tramitar algo, hacen que la gente se aferre a la esperanza de tener al menos una buena noticia dentro de todo este desmadre.

Y así, las promesas se empiezan a hacer, uno le quiere regalar el titulo a su mamá en su cumpleaños, otro cumplir una promesa a un padre muerto, otros por fin empezar a ganar dinero decentemente para mantener una familia, otros por solo ser doctores, por cumplir un sueño… O por todo lo anterior.

Al final, todo parece indicar que en eso, como en muchas otras cosas, no tenemos el poder de decisión sobre lo que pasa con nuestra vida, aunque siempre queda la esperanza que nos da pensar que las cosas pasan siempre por alguna razón.

Anuncios

2 comentarios en “Encarnao

  1. la verdad es q eso d elos examenes profesionales es todo un caso, nunca he creido q un 10, o un examen final evalue con justicia los conocimientos de cada uno aun q claro siempre son necesarios
    un saludo a tu hermano y q no se awite q se aferre a esa cosa llamada esperanza q no hace mas q alargar las penas cuando se sufre por cualquier cosa
    saludos a ti y excelente blog…

  2. Siempre he pensando que para ser medico hay que ser muy cabron…digo cabron porq se enfrentan a lo que es para mi lo mas dificil de apreciar y combatir: la fragilidad y miserabilidad del ser humano en la enfermerdad.
    mi cuñadito se acaba de graduar de medicina y detras de eso, hay lagrimas, sudor, constancia, y golpes…como el que le dieron a tu hermano.
    el camino del doctor esta lleno de satisfacciones pero tambien de muchos sinsabores, pero los doctores son cabrones, porq siempre para ellos, la lucha por la vida es diaria, minuto a minuto…no solo con pacientes sino con la vida propia, asi que dile a tu hermano que yo se que el es muy cabron y que se que esto no lo va a tumbar, sino que sera como un leño, que alimentara mas todavia el fuego de titularse como Doctor…lo que te tumba, te hace mas fuerte!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s