Otro viajecito

Cosas que odio de los autobuses

El clásico cabrón hijo de la chingada que reclina todo su asiento frente a ti y te obliga a dormir patizambo e inutiliza tu portavasos y la parte inferior de tu cuerpo. Te obliga a verle la calva todo el pinche camino, para colmo va a donde tú y cuando se levanta no regresa el asiento a su lugar.

El wey que abarca demasiado espacio (asiento y medio) y todavía se desparrama más cuando duerme y encima ronca o se pone todo aguado y se te encima.

Los que viajan en bola y no se dan cuenta que hay gente que solo quiere descansar. Platican en voz alta y hasta cuentan chistes de polopolo.

Los que conocen al chofer y desde atrás les preguntan a cada rato en donde van.

El olor del baño aunque vayas en el asiento 4.

Los baños de los autobuses nunca serán lo suficientemente asquerosos.

La cafetera justo a un lado del baño que huele a rayos.

Los autobuses que parecen estar armados con cualquier herrero de colonia impopular.

Los que hablan por celular la mitad del viaje con un familiar que casi no oye.

El que saca su celular con internet y se pone a ver los simpsons sin audífonos.

La señora que se la pasa buscando cosas en su bolsa, hace mucho ruido cuando revuelve para buscar su celular que está sonando y no da con él hasta que le cuelgan y lo vuelve a echar hasta el fondo de la bolsa.

El chofer que pone puras malas películas, y la única buena que pone, la corta a la mitad porque piensa que ya nadie la está viendo.

Que pongan películas buenas en un viaje que dura menos que la película.

Que no dejen llevar a mi mascotota.

Que no existan asientos diseñados para gente que mide más de 1.70.

Que me cobren menos para ir a un lugar popular, que a mi jodida, impopular y más cercana ciudad de procedencia.

…..

Debería haber una línea que nos mantenga a todos en suspensión o sedados hasta llegar a nuestro destino y así, sencilla la cosa, nos despiertan y pos ya, le caes a la burguer… O que nos lleven a todos así acomodaditos en asientos a medida de tu culo y altura, con una tele cada uno para escoger peli, menú de sushi para acompañarla y nivel de masaje en la espalda y las tepalcuanas. Ya que estamos ahí, una cobijita de esas que venden estampadas con la imagen de un perrito y unos patos, una almohadota con pluma de ganso y un chingo de videojuegos a escoger, pasando lo el Mario Bros hasta el novisimo GTAIV o un gps que te diga en qué ciudad van, si en la siguiente terminal hay baños y si están limpios. Un relojote que te vaya diciendo cuanto falta en km y en horas… Y por último: un puesto de jochos del barrio antiguo de monterrey, uno de tortas ahogadas de allá por el pedregal en guadalajara, uno de tortas de tamal en salsa y champurrado del df, otro de corundas de san agustín en morelia, uno de tamales del centro de oaxaca, y creo que con eso me doy… Aunque faltarían los tacos al pastor (universalmente sabrosos), las gringas con queso (americanamente de agasajo), las pizzas a la mexicana (prehispanicamente del pegor) y las hamburguesas de carne de a deveras ( realmente de a devis, que es como decir “litros de a litro”)

Se nota que no he cenado??

Aburrrr!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s