Almohada

Te extraño como se extraña una noche a solas en medio de una multitud ciega y delirante. Despierto con el eco de tus suspiros hacia las estrellas en tu noche favorita. Como pausado mis alimentos, esperando escuchar tu voz interrunpur mis cavilaciones. Creo que es demasiado tiempo a solas conmigo, creo que es demasiado tiempo durmiendo abrazando tu cuerpo interpretado por una horrenda almohada, que tiene mi aburrido olor y carga estoica y sin opiniones con mis sueños y desgracias, inherte y pasiva, sin vida, sin tu vida.

Veo pasar a muchas almas frente a mi, demasiados pasos apurados, demasiados ojos distraídos e infelices con el paso del tiempo que les tocó vivir, infinidad de abrazos perdidos en el infinito del olvido y tú allá lejos.

Mis pies coagulados no caminan; mis ojos secos no respiran ya, mis manos rotas te siguen buscando, y sin embargo me inhunda la paciencia y el cobijo de tu cuerpo interpretado por un pedazo de tela y mis ensayos de caricias… Te extraño…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s