Nonomames

Pos sí… de a ratos a cada uno de nosotros nos toca ser un chingo molestos a los demás.

Como cuando me pongo a tocar la guitarra eléctrica en la oficina y Wolf nomás voltea y me manda callar cuando se le satura la cabeza y no puede pensar claro. Pero al menos sólo lo hago en la hora de comida (que ni siqueira es una hora, es como media hora y a volúmen regular y sin overdrive, al contrario de RObert hace un año en la anterior oficina).

Luego afuera hay albañiles trabajando porque se tronó una tubería de desagüe y los alumnitos de la escuela un día llegaron pisando aguas caimanas cuando entraron a clase.

En todo el día, Jez, el director de arte y diseño de uno de los equipos, ha puesto ya dos discos de villancicos mexicanos con artistas de la talla de Mijares (puuuuta madre!) y Moderato (reputíiiiiiisima madre!), unas rolas navideñas en Hindú (nomamesnomamesnomames) y justo ahorita va terminando un villancico navideño en japonés (faltaba más chingao!).

Pa joderla, esa música se suma a toda su librería donde deja constante su afición por los CD de Hanna Montana, los Backstreet Boys, cualquier soundrtack de cualquier caricatura japonesa de monitas que enseñen los chones o mamadas del calibre.

NO MAMES!

Todos ya poniendo ojos de huevo tibio y diciéndole que ya ni chinga y que la madre y le vale un huevo. El único wey que no usa audífonos y al único que realmente le dicen que ya ni chinga… y le vale madres. En fin… ya puse Rage Against the Machine como pa balancear el pedo.

——————–

Pos sí es que no mames, es lo que más me caga de la navidad.

En todos los pinches lados con sin chingada música guanga de siempre, con sus pinches letras de siempre, haciendo covers de la rola esta del “himno a la alegría”, Beethoven debe estar revolcándose y dándose vueltas en su pinche tumba.

Que jodido. Los niños con su pobre pinche carita de recién nacidos capitalistas con los ojos todos brillosos por ir a ver todo lo que venden en los aparadores de las tiendas departamentales, los papás detrás de ellos con una pinche cara de angustia que no la aguantan ni con Prozac y les dura más allá de la cuesta de Enero/febrero.

Los pinches y malditos y mil veces falsos 12 meses sin intereses y las deudas que te ponen hasta el cogote de deprimido, cosa que alivias con toda la pinche comida que te chingas donde puedes porque está chingón que te inviten a posadas y cenas pero no te quieres mochar porque no te alcanza, menos poner la pachanga en tu casa porque luego algún hijo de su cagona madre va y te deja una caca del tamaño de una nutria en el baño y encima le avienta la mitad del papel de baño que quedaba más un tubito encima también todo usado.

Luego los adornos todos pedorros hechos con las patas que ponen en las tiendas, que se ve igual nomás que con una capita de “nieve” artificial con letras trazadas con los dedos y estrellitas o copos de nieve mal dibujados (porque ni siquiera saben como se dibuja una de esas madres que sacaba el caballero del cisne cuando hacía el kamehame ha ¬¬ o algo así me vale madres) y sus esferitas de unicel todas malechotas y los tenderos todos tochos poniendo una de esas figuras articuladas de SANTACLÓN pegada en la ventana con cinta scotch y la madre.

Lo peor son los anuncios de la tele con puras muchachas bien buenotas (de eso no hay queja) disfrazadas con gorrito de satanclos junto al “Perro” Bermúdez, también con el gorrito, anunciando los ofertones “Navidinhiooooss” de Famsacional (puuuuutssss) y chingaderas por el estilo.

La gente jodida, pos se pone a vender unas madres rellenas de esponja que simulan nariz y cuernos de renos, mientras que los mamomes estirados con familia que se quieren hacer los chistocitos (y chanza hasta originales) se los ponen a sus minivanes para hacerlas ver aún más horrendas.

Los regalos mamones como suéteres que sólo te pones una vez en la vida, corbatas, bufandas o guantes (que solo son chidos si tienen hoyos por donde sacar los dedos para poder usar lo que usas diario) o hasta tarjetas con musiquita sintética que lees rápido para no tener que escucharla.

En fin… los ofertones locos de navidad sólo están chidos cuando a las tiendas ya se les vendió casi todo, y tienen que deshacerse de lo que les quedó y ya nadie tiene dinero para comprar. Ahí es cuando sí saco mi dinerito y me pongo trucha a espulgar todo lo que estos pobres diablos con tarjetas de crédito (porque yo no tengo y no he necesitado) no quisieron. Lo compro así de un madrazo porque ya le bajaron el precio y pos chingón, me despreocupo de andar pagando las chingaderas que compro al 80% y sólo pago una vez.

Hace poco me compré algo para mí, de navidad. Aún no me llega, pero ya se cómo es, quien lo tenía, cómo puede sonar y cuánto pesa. No llegará hasta la semana que entra y ya estoy todo inquieto, es usado, de hecho es algo que tiene más de veinte años de uso, que sólo con el tiempo puede ser mejor y al final solo lo apreciará el que lo tenga. Ese tipo de autoregalos me encanta.

Es una guitarra… me vale madres una tele nueva, una compu nueva (ya tengo muchas ja!), tenis nuevos (aunque los que tengo ya casi tengan hoyo), calcetines, suéteres, ropa, calzones (aunque los que tenga ya estén todos rajados de la cola); no hay como el bluesero sonido de una Fender Stratocaster Americana SSS con cuerdas del 9. A huevo cabrón!

Ja! Y ora con la onda de que acá en la oficina me metieron al intercambio sin preguntarme, no mames que hueva, me tocó regalarle a un wey que ni conozco y que casi ni veo porque ni siquiera trabaja aquí dentro en la oficina… y pa acabarla de chingar es el brazo derecho del socio más cabrón… osea no mames… Le voy a regalar unos cuernos y una nariz de reno pa que se los ponga a su minivan…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s