“…he estado soñando contigo y espero estés bien…”

No… no estoy bien.

Quisiera un día de estos deshacerme de la sombra de lo que de nosotros fue. Un día encontrarte en otro país y descubrir que ya no tenemos nada en común, que nuestra vida ha tenido un cambio para bien, que hemos aprendido y que la felicidad ha llegado a nuestras puertas, que no hace falta buscar más y que la singular forma de darnos cariño fue solo un paso sencillo y pequeño en nuestro vivir.

Quisiera que me digas que no me necesitas y decirte que no te necesito; dejar de abrazarte sin querer en un recuerdo vago entre sueños, de morderme la lengua para no decir tu nombre cuando estoy con ella, dejar de recordar tu olor para no andar buscándolo por todos lados y lamentar haberme deshecho de tus ropas, sigilosos acompañantes de mi solitario dormir en mis noches de soltero.

No podría siquiera decirte que la vida sí me ha tomado por sorpresa, que todo ha cambiado y que no soy el mismo, pero que todo ha salido mal, y ha ido de mal en peor simplemente porque ya no está tu risa desquiciada adornando mis bobadas. Tampoco quisiera verte a los ojos cuando diga que no te necesito, porque si, pero no lo quiero admitir. Hay cosas que se necesitan sin saber, que hacen la vida incompleta hasta que uno se asegura de alejarlas. Y si, tenía miedo de no poder decidir entre tú o yo, entre la vida contigo y la vida sólo conmigo, que de por sí ya es difícil y aburrida, aunque la soledad no es tan mala después de todo.

Tampoco quisiera admitir que estoy mejor si no es contigo, porque mi vida es sencilla y sin angustias, porque mi trabajo me absorbe y necesito tiempo para mí; pero no es cierto… no estás, y eso ya de entrada es tortura, y mi vida es complicada y preocupante, porque mi trabajo me absorbe y no tengo tiempo para mí, porque mi vida se absorbe hacia ella, porque me he perdido en el limbo de mi purgatorio, la venganza del karma por hacerte llorar por mucho tiempo, el otro lado de la moneda que me ha hecho perder mi alma y mi cariño por los presentes, además de multiplicarme la nostalgia por los ayeres.

Yo también he estado soñando contigo, y también espero estés bien, pero no tan bién. Quisiera que me necesites, que corras hacia mí y termines este ciclo miedoso que me hace no lanzar todo a la mierda y deshacerme de intentos por salir a buscarte…. porfavor.

Anuncios

4 comentarios en ““…he estado soñando contigo y espero estés bien…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s