Post raro

Pues sí. Ya tengo varios post que bien pudieran pasar como catársis de mis innumerables patoaventuras, o de mis incontinentes problemas con el amor mal correspondido de pareja (que azotado ja!) y algunas cosas más. Incluso tengo otro post que podría incluir aquí mismo, así que veamos como sale.

Resulta que soy medio fanático de algunas cosas. En realidad no tengo vicios tan difíciles. No fumo ni tomo ni me drogo de ninguna forma. No soy de los que se sienten un poco enfermos e inmediatamente se materializan en la farmacia contándole a la señito que te atiende sobre los síntomas que has experimentado desde que tienes uso de razón. Tampoco me gusta el soccer ni el americano ni el softball ni el baseball o el cricket. Tengo una afición muy leve por jugar basquetbol y pool, pero creo que no soy tan bueno ni tan constante como para llegar a ser una parte importante de mi vida.

Mi único vicio es la música, las guitarras. Son un complemento a mi vida muy rico y que simplemente hace todo más llevadero. Tengo hasta ahora 7 guitarras, un cinco huasteco, un bajo eléctrico y muchas ganas de tener todo el día para repasarlos con acordes y así.

No tengo religión, pero no quiere decir que no crea en Dios. No tengo partido político, pero no quiere decir que no crea en la democracia. No voto, pero tampoco quiere decir que no tenga una opinión sobre las chingaderas que nos hacen al pueblo un soporte para la vida de los que desde arriba nos ven. Y así… casi toda mi persona y mi vida ha sido de tonos grises, de pocas polarizaciones en las que la única rebeldía consiste en quedarse en el medio, ser imparcial y no tomar favoritos. Tratar de estar en los zapatos de los demás se ha convertido en una costumbre para mí.

Hay un problema. Me considero sumamente paciente y tolerante, pero a un lado de mi casa está una escuela y templo cristiano de algún tipo. Todos los domingos, justo cuando uno quiere descansar de más a costa de desarrollar ronchas en la espalda por estar tanto tiempo echadote, desde temprano se oyen los golpes en la batería del conjunto que musicaliza las “misas” o “ceremonias” de los tipos estos que van a adorar a diox.

A las 8 de la mañana empiezan con una rolita que ya me tiene hasta la madre y no puedo quitarme los acordes de la cabeza hasta que mejor me pongo a tocar algo diferente en la guitarra. Se que están adorando a su diox y que si les echo aceite hirviendo o meados con chocomil, pues me voy a ir derechito al averno; pero la verdad es muy diferente cuando se tiene mi mentalidad y poco se puede hacer para ir a callar a cien personas cantando y aplaudiendo.

Cuando yo trabajaba tocando y cantando en bares y cafés, casi siempre a las 11 o 12 un policía me hacía una seña desde la puerta y yo empezaba a despedirme. Me valía madres si llegaba el borracho solitario (que por lo general ya viene muy pendejo y muy dolido de recuerdos) y pedía una rola más o que le dejara cantarla mientras los de la banda le acompañábamos. Lo mandábamos a la chingada y simplemente empezábamos a guardar todo el mugrero en sus respectivas cajas o cobijas.

Así, no se que chingados me detiene para marcar el número ese y que me manden una patruya para ir a callar a aquellos relajientos que adoran a diox de forma ruidosa y pagana y que encima de eso no me dejan dormir mis sacrosantos domingos en los que lo menos quiero es que una banda venga y me toque del otro lado de la pared… pero no… soy tolerante y mejor me encierro a decir pestes sobre ellos mientras yo también hago lo mío con mi guitarra eléctrica. Al fin y al cabo no pueden venir a decirme que estoy molestando su alabanza… porque siempre vienen a interrumpir cuando menos mi sueño o mi cereal. Además ellos se toman todo el bendito día para tocar y aplaudir y echar desmadres y discursos aburridos que se repiten ad infínitum. De 8 de la mañana a 8 de la noche… malditos culeros.

Pero no, eso no es lo que me molesta tanto. Lo que me molestó este fin de semana, en el que pensé que me libraría de esos malparidos, es que fui a la boda urgente de una prima con su novio de tres meses. El tipo bien puede ser un gordo sin chiste que se parece a Benito Juárez, tímido y poco culto sobre cómo tratar a la gente para que se sienta bien recibida, pero es todo un licenciado que se tomó la molestia de ir a pedir la mano de mi prima, decentemente, hasta la casa de mis tíos, los cuales aceptaron la unión de los dos chicuelos, pero con la condición (o más bien circunstancia adversa) de no tener dinero para pagar la fiesta, de lo cual la familia del novio aceptó gustosamente hacerse cargo.

No quiero decir que religión predican mis tíos, y casi por obligación sus hijos, pero se les puede ver los fines de semana todos emperifollados y perfumados, equipados con sombrillas, portafolios y un chingo de revistas que les ayudan a sobarse las narices cuando les cierran la puerta al tocar sin ser invitados, en las casas de la gente que tranquilamente ve televisión, se saca los mocos, folla descontroladamente por primera vez en años o simplemente está en medio sueño atrasado que no habia podido reponer en meses.

Así que pues así le hicieron. El “Benito Juárez” resultó ser católico. Y mis tíos, dignos y pendejos al mismo tiempo, pusieron el grito en el cielo sobre la diferencia de religión y de clases sociales (es obvio que la familia de él tiene mucho más lana, aunque son de rancho) y decidieron no ir y además evitar que cualquiera de sus hijos, yernos o nietos asistiera a la boda.

La decisión me la pasé por un huevo y llevé a mi abuelo y a mi mamá, que siempre han buscado ser el punto de discordia en todas esas pendejadas llamadas “diferencias sociales”.

Llegamos tarde a la boda, en una palapa genial con alberca y todo. El lugar estaba solo a la mitad, pues la verdad esperaban (ilusamente) que se presentaran los familiares de la novia. Y sí fueron, 3… fuimos tres y la vecina de mi prima con la que crecía y jugaba desde bebé.

Así, la incomodidad de presentarse con los damiliares del novio (ahora esposo vaya) y la pinche incomodidad de tener que platicar puras cosas que no tengan que referir a los papas de la desdichada novia o a los borregos de sus hermanos.

Es una gran mamada eso que hacen estos pendejos. Me vale un pepino si son mis tíos. A mi desde niño quisieron meterme a sermones su religión, a librazos su doctrina y a insultos la forma de adorar al mero mero chingón de los chingones.

Me purga el ideal ese de “no ir contra la doctrina ni contra los ministros” y por eso hacer la pendejada de no ir a apoyar a tu hija en su boda por el civil en la que lloró cuando fue a despedir a sus últimos 3 lejanos familiares que partieron temprano.

La neta, lo único que he visto que les enseñan en esa chingada religión es a ser unos hijos de puta con la familia que piensa diferente. Al fin y al cabo apenas hace 500 años todavía quemaban personas por adorar a diferentes dioses. Ahí se les ve muy pinche propios queriendo convencer a la gente que lo que ellos dicen es la neta del planeta, pero en su familia no dejan más que puras pinches infelicidades. Una hija obligada a casarse con un pendejo huevón que la tiene infeliz, otra hija recién casada a la que sus papás no apoyan ni con el dinero para el camión, un hijo gay que no puede serlo porque se va a ir directito al infierno y a la lista de los considerados bastardos recientes y por último una hija más que no le queda de otra porque si no así le va. De la mierda… por eso no tengo religión… así se aprende a ser más humilde y trabajador que yendo a hacerse pendejos dos horas a una pinche reunión hipócrita donde lo único que hacen es explotar a los que les sirven como “esclavos de la fe”.

Toy encabronado… por cierto, a los que les quede el saco que se lo pongan. Si usted querido lector no es un hijo de puta y no hace pendejadas en su vida diaria, entonces no se sienta ofendido, pos total, al fin y al cabo el que no viene a gozar la vida entonces está ya muerto.

He dicho.

Alfredo.

Anuncios

Un comentario en “Post raro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s