Tendedero

Un fantasma tuyo me mira colgado desde el patio, a mercé del viento, sin cabeza y sin piernas, me saluda con una indiscutible indiferencia y yo no se si ir a desmentir mis inútiles ojos o preferir imaginar tu piel bailando al ritmo de la casualidad vuelta samba, el silbar de tus cabellos y su rapidez infinita que huele a canela y frutas.

No quiero parpadear, abrazando a la ilusión pero precavidamente desdeñandola y dejándome un sabor amargo que viene desde el corazón… me dejaste tus fantasmas regados por toda la casa y yo ya no se que hacer para deshacerme de ellos sin que piensen que ya no los necesito. En noches como ésta, los necesito más que nunca, junto a un cigarro y una buena noche fresca con lluvia, lejos del bullicio y la ignorancia… y aún así, lejos de ti, ajeno a tu memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s