Mano…

Los ojos se me inundan de arrugas y las rodillas me traicionan de vez en cuando, cada vez más seguido. El estómago se convierte en mi enemigo cada ocho días cuando me quiero consentir con buens comidas, pero las buenas comidas no son tan buenas para el corazón. Mis ansias de viajar se reducen a unas ansias locas de escapar… y el tiempo se va como agua entre la mano… solo deja rastro de su existencia por un corto tiempo.

Hoy amaneció nublado.

Anuncios

Un comentario en “Mano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s