Viejita…

El otro día mandé uno de esos mails; de esos en los que “pido amablemente” que no me manden correos de “forward”, ya sean religiosos, de ayuda a los que la necesitan, de los que advierten sobre algún peligro al ir a algún bar y sobre todo los de perritos peludos y chispitas con la imagen de Garfield.

Se lo mandé a una guapa señorita que poco sabe sobre el origen y motivo de existencia de estos mails. Al otro día, charlando vía messenger, me dijo que me lo había mandado pues quería ver si pulsando la tecla F6 saldría el nombre del amor de su vida. Ya lo había hecho infinidad de veces en otras oportunidades, pero siempre parece funcionarle al que se lo manda a ella, y no a ella que intenta con tanto ahínco.

Plop!!

Creo que es difícil expresar mi enojo por tener, por un lado, una sarta de “jijosdesu” que se dedican a recolectar mails de la forma mas vil posible: jugando con los sentimientos de la gente… Qué mamada!

Por el otro lado, creo que a mi amiga le faltaban las palabras en las que resumidamente le expliqué sobre esos asuntachos, pues creo que mucho de eso explica la infinidad de virus que ni siquiera la dejan chatear a gusto.

Justo estaba en eso cuando recordé lo que pasó el fin de semana.

Fui al cine con una nueva muy querida amiga. Muy neta la chamaca, de las que entienden mi onda y de paso, creo que se está convirtiendo en la amiga que justo me hacía falta.

Antes quiero aclarar que, dada mi anarquía y medio frialdad (muy justificada, creanme) no doy dinero a ninguna persona que traiga un bote con la estampita del señor crucificado, ni a ningún huevón de esos que limpian parabrisas, a quienes siempre pido anticipadamente que no me hagan el favor y terminan mentándome la madre porque no les di dinero por hacerme el favor a huevo… Y aunque me digan culero y ojete, nunca pierdo la oportunidad de quemarles llanta en su jeta porque ya me tienen estropeado el cofre de tanto que se suben. Prefiero a los drogadictos rehabilitados que venden burritos afuera de los OXXO.

Pero a veces simplemente se me hablanda el corazón…

Saliendo del cine con mi nueva amiga, empecé a despedirme. Ella con su coche prendido y yo a un lado de mi troca.

De la nada, apareció una viejita que usaba un gorro calientito pal frío y un vestido sencillo. Rápidamente nos explicó que estaba vendiendo “bolsitas con sorpresa” a cambio del dinero que quisieramos cooperar, pues se le había muerto su marido (aquí se le quebró la voz un poco) y pues andaba necesitada.

Mi amiga inmediatamente sacó unas monedas de su bolsa -ah pero como no señora!- y las puso en su mano. Yo me tardé un poco, pues ya no traía monedas, así que saqué un billete de a veinte de mi cartera y se lo di doblado por la mitad.

A la señito se le iluminó la cara y empezó a urgar en su morralito que contenía cosas envueltas en bolsas de plástico.

-No señora déjelo así! De verdad, como cree!-
-Hay jóvenes ni como agradecerles! Que Dios se los pague! Que tengan muy bonita noche-
-Igualmente señora-

Y se fue. Mi amiga y yo al fin nos despedimos y mencioné buscar a la señito para darle un aventón, pero se esfumó en la oscuridad.

Al otro día, desayunando con mi amiga (pues la noche anterior no terminamos de platicar), recordó que a una amiga la asustó una viejita que al entegarle una “bolsita con sorpresa” la pescó de la mano y haciendo señal a un vehículo que andaba cerca, le dijo: -o te mochas o te trepamos-

Hay wey!

Pinche gente me cai… Jugando con los sentimientos de la gente. De verdad me puse en los zapatos de la seño. Recordé la angustia de mi abuelo cuando murió mi abuela, y no se lo deseo a nadie me cae de madressssssss. Pero la neta, que mamada.

Hace muchos años una pareja con bebé recién nacido se presentó a mi puerta a la una de la mañana a pedir dinero. Les di un poco pues daban motivos creíbles, pero después me llevé el chasco de mi vida, pero esa es historia de otro post.

La moraleja acá es la misma que te decía tu mamá y tu abuelita cuando salías: NO CONFÍES EN EXTRAÑOS, y la que te decía tu papá y tu abuelo cuando comprabas algo en “promoción”: NADA ES GRATIS EN ÉSTA VIDA. Cuanta razón tienen me cae de maigre.

Atte el Doncha

Anuncios

2 comentarios en “Viejita…

  1. pos si mi doncha…NOS CHINGARON Y GACHO WE! jajajajajajaja ni pedo we…lo mas chistoso fue que….cuando volteamos haber en que lado del estacionamiento estaba…magicamente…VUALAAAAAAA ya no estaba….mmm te lo explicas??? como es que si iba caminando TAN PRONTO DESAPARECIO!….bueno en fin…ese domingo sacamos CHINGOS de conjeturas…y concluimos una PINCHE GENTE! pero pfff blaaa…a cuidarse hasta de la sombra…

    saludos donchamagosow!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s