Pepe

Cuando entré a la prepa, tuve que pasar por un pinche y doloroso curso propedéutico que estaba bien pinche aburrido y no servía más que para pagar más a los dueños de esa prepa privada y darse un quemón de como era estar en una escuela católica…

Pa acabarla de joder, nos pusieron a una monja que no se aprendía nuestros nombres, pero a todo mundo les decía “guapos” o “guapas”… y pos como todos en ese curso iban con sus mejores garras, pues se la creían y volteaban pa ver si no era para ellos el llamado. Ella era la madre Juanita.

Yo, por mi ascendencia de tlatoanis de barrio mezclada con princesas de papel y brillantina, y un mucho lodo campesino, pues mi ropa no era así como de la mejor marca ni mucho menos de la mejor vista. Nunca he salido de los pantalones de mezclilla medio guangos y medio rotos (los empecé a usar así antes que estuvieran de moda), playera de un solo color o poco estampado y unos convers negros o azules (que tampoco estaban de moda entonces) todos jodidos y agujerados por donde se me salía el dedo chiquito de los dos pies.

Pero mi mamá, benditas madres, tuvo la grandiosa idea de renovarme el guardarropa y me compró varias playeras, un juego de calcetas deportivas blancas (todavía no se le quita esa chingada costumbre) y un pantalón que me hizo cambiar de favorito por un buen tiempo, hasta que se rajó todo de la cola un día que me caí por las escaleras de nalgas.

Total… una de esas playeras decía “PEPE” con letras bordadas y chonchas, y “jeans” en chiquito justo debajo, pero casi ilegible desde lejos. Y empezaron los cursos propedéuticos. Dos semanas de joda religiosa escuchando cada vez más cosas que esperaba nunca más escuchar fuera de las clases de catecismo para la primera comunión… QUE HUEVA!

Y entonces me empecé a hacer una fama rara…

Resulta que cuando me llamaban por el que creían que era mi nombre, concluían que era autista o pendejo o las dos, pues nomás no atendía a ningún llamado. Chale, y yo acá en la pinche babosa en mi mundo cerrado a un solo amigo con el que coincidí desde la secu.

“Pepe! Iralo! PEPE! PEPEEEE!” y yo en la pendeja…

“Iralo cabrón!, pinche Pepe te estoy hablando!”

“Si yo ni me llamo Pepe wey…”

“A no? y entonces porque tienes tu nombre bordadito en tu playerita wey?”

“ES LA MARCA PENDEJO!”

“Uta pinche marca chafa no mames…!”

Anuncios

Un comentario en “Pepe

  1. juajajajajajaja…es hora ke me sigo riendo menso…sta chingon cotorrearla con aste jajaja…pura inche risa todo el rato….cuidate donchisssssssss bygons! =)

    \m/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s