… Mentada …

Que chiflen a su drema esos vatos que piensan que por el hecho de que yo no tenga religión, me iré derechito al infierno; que la chiflen por tenerme lástima y pensar por dentro que soy un negado de la gracia de Dios y que por lo mismo no tendré el paraíso eterno ni la gracia de su amistad. Que la chiflen por quitarme a mi abuela y a mis tíos qué prefieren ir a sus reunioncitas que estar al pendiente de sus familias y disfrutar a los nietos/ sobrinos que les cuesta un huevo visitarlos; que la chiflen por no dejarme disfrutar a mi abuela en navidad, ni año nuevo ni pascua ni día de reyes ni cualquier fiesta patria.

Que la chiflen por no dejarme honrar a mi nación ni cantarle su himno ni saludar a la bandera a la que a mucha gente de verdad (no la de los libros gratuitos de la SEP) le ha costado sudor y sangre defender.

Que la chiflen los que me quieren decir lo que es pecado y lo que no, cuando no conocen algo que se llama “motivos” que va muy de la mano con algo que se llama “voluntad” y “sentido común”

Que la chiflen por hacerme creer que las soluciones las tiene un ser supremo, sin haberme dicho que la verdadera solución está en nuestra voluntad.

Que la chiflen por convencer a los míos que es bueno decirte a un niño (yo a los 8 años) que era un hereje y que se iba a ir el infierno y sentirle lástima… Sólo por preguntar cuales eran los motivos reales de alabar a Dios de tal o cual forma…

Que la chiflen los que, ocultos tras de una túnica, ejercen su calenturiento poder sobre niños inocentes que poco saben de este idiota mundo.

No se que pensar sobre los que creen ciegamente en todo lo qué les dice su iglesia, qué bueno qué puedan aún creer en algo de esa forma… Pero no vengan a mi casa o a mi trabajo a insultar mi propia religión en la que también procuro ser bueno, sensato y trabajador… Aunque también la cago como todos en este mundo… TODOS!

No me digan que si no conozco su religión entonces no merezco el reino de los cielos, porque si la conozco y por eso no la ejerzo… No me hagan hacer rituales inventados por mortales hace pocos cientos de años… No me digan qué Dios me ama y qué tiene una sorpresa para mi en su iglesia… Ya se que me ama y hasta lo que él me permitirá hacer, con muuucha anticipación.

Por último… A quien le quede el saco qué venga y reclame, pero que no me venga con el mismo taco que todo mundo… Diganme algo que no haya escuchado, platiquen conmigo, no me obliguen a torcer mi mente… Porque justo por eso es que se han dado los más graves genocidios en la historia de la humanidad… Porque pensamos diferente…

He dicho. Alfredo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s