Bus

Que difícil es viajar en autobús… Todo mundo viene enfadado y quiere descansar lo más posible y si se puede no llegar tan madreado a su destino.

Lo peor son los viajes largos de más de 7 horas que empiezan por lo general en un extremo del país y terminan en otro.

El otro día el chofer, al llegar a Saltillo estaba a punto del ataque de nervios; poco le faltó para empezar a patear chiquillos y zarandear viejitas con bastón.

Los pasajeros le reclamaban muchas cosas y el autobús completo estaba inundado de olor a cloro y a meados, el bigotón chofer (no se porque muchos choferes usan bigote) ya sin camisa, se jaloneaba de su playera blanca para secar un poco sus manos después de haber ayudado al mozo a trapear el bus. Todos estaban incómodos; un grupo de señoras que no hacen menos ruido que una jaula de cotorros en pleno ataque felino, acorralaba a don bigotes y éste se defendía de forma cordial pero desesperada ante las cotorras asesinas de Arizona.

Yo en realidad no entendía mucho la molestia, pues llegué a sentarme en el asiento 22, cosa que reclamaron pues “una es sus hermanas iba sentada ahí” pero sus boletos decían 23, 24 y 25. En vez de echarse para atrás, buscaron otro motivo para quejarse y lo hicieron durante 15 minutos más…

Yo la neta nomás quería ver una película antes de dormirme, pero las cotorras no paraban de joder. Escuché que el viejito de atrás le preguntaba a su mujer “y vamos a tener que aguantar a estas viejas hasta donde?” “creo que se bajan en Querétaro” “… Chingue su…”

Jeje me aguanté la risa porque me haría jalar aire por la boca con ese olor a meados con cloro y eso me daba asco, así qué aguanté.

Al final todos volvieron a sus asientos, pero hubo alguien que no aguantó…

Resulta que un fulano que habitaba el asiento de hasta atrás (sí, “habitaba”) también estaba inexplicablemente mareado (seguro fue por el enclaustrado olor a cloro, pero tal vez algo más). El ñor de atrás de mí no había acabado de decir “…chingue su…” cuando un riodo como de cuando tiran una cubeta pequeña de agua en el piso nos alarmó… una copiosa guacareada estuvo a punto de comernos cual cosa gelatinosa e igualmente asquerosa de esa película ochentera en donde una cosa rea se comía a la gente. Todos aterrados levantamos nuestras pertenencias y nuestros traseros para huír despavoridos…

Tres trapeadas más con cloro después, pudimos subir al bus, que para entonces ya llevaba una hora de retraso en su salida. Tomé mi asiento y rogué porque las cotorras renunciaran a hablar por un rato, y milagrosamente lo hicieron, se durmieron una vez arrancó el bus y pos todo chido.

La peli estuvo chiiiingoooona (una con Morgan Freeman, soy fans from hell) y pos me acomodé como pude en mi asiento compartido con la cotorra mayor.

A las dos de la pinche madrugada me pega un manazo el ñor de atrás  y me dice “joven, se le está mojando su mochila” e inmediatamente bajé las manos al suelo para buscar mi bote de agua, pensando que lo había tirado en un descuido. Hasta que ya tenía las manos empapadas el señor agrega “… pero es que esa agua se está saliendo del baño mijo…”

“Chingue su!” pensé limpiándome con asco las manos en el pantalón y recogiendo mi mochila del empapado suelo… en el primer frenón fuerte se le fué encima al chofer un río de agua con guacareada y meados de lo más asqueroso…

—————

En la siguiente parada, finalmente se bajaron las cotorras, nueva limpiada con cloro, otra media hora de espera, llenada de tanque y chofer nuevo y medio fresco, aunque igual de bigotón. Creo que al otro alcancé a ver como se lo llevaban amarrado con una camisa de fuerza mientras se jaloneaba para soltarse y chisparnos el buche de un jalón a todos los pasajeros para después suicidarse de auto patadas en las gónadas, eso si está gacho me cai…

—————

Al llegar me recibió esta frase: “¿Cómo te fué de viaje gordito?” por dentro pensé “de la mierda”, pero sólo me nació hacer una mueca y decir “ñe… pos igual que siempre…”

Y tenía razón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s