Y soy R3B3LD3!!! (osea, REBELDE…)

Bueno… en la serie de “Nerd contra el mundo” ahora me toca reaccionar ante los comentarios que elocuentemente se postean en este, su blog de confianza, y de paso festejo que mi post anterior fue mi post número 100 (lluvia de coñac y rompope, confeti y serpentinas, gorritos de fiesta y nadie come del pastel porque está a dieta, jo).

Hoy, descubrí un comentario a un post que hice (De rebecos y tallas doble cero) y que va exactamente así:

son las mejores y anda la mierda rebelde way por ke yo soy y soy rebelde

Así que, pues no se cómo llegó ese comentario ahí (bueno, ese lector), pero estoy casi seguro que no entendió el punto de lo que ahí decía, aunque posiblemente leyó todo el post

Hace rato me puse a buscar en el Wikipedia (la neta me dió hueva ir a buscar en el diccionario ese enorme que está en mi librerote) y encontré esto:

Lo que me llevó a esto:

Resulta que, de verdad, el concepto de Rebelde ahora está demasiado desvirtuado por la telenovelucha esa. Piensen en esto: jovencitas que se quieren apegar a estándares de belleza irreales y que simplemente producen angustia y falsas esperanzas para los mortales como nosotros.

¿De verdad va en serio una telenovela de esta influencia en la sociedad mexicana cuando pone personajes que nunca van al baño o se despiertan desmaquillados?

Miren…

El sencillo y humilde sentir de un rebelde real ha sido demasiado ultrajado desde hace muchos años, pues la rebeldía ha significado algunas cosas diferentes en cada década, o peor aún, en cada año. Esto nos deja con la definición sencilla de lo que rebeldía quiere decir, pero casi siempre con la adaptación al contexto social y económico que impera en ese momento.

Sin querer, me siento un rebelde y medianamente chairo, pseudo neo hippie (jipi) y de vez en cuando medio fresa, y no me siento así por que me de cuenta que lo soy o que dejo de serlo, sino porque así lo dictan los cánones de la televisión (y toda la infraestructura publicitaria que la soporta) y la gente que les hace caso en casi todo.

Por otro lado, la televisión ha tenido que valerse de estrategias sencillas pero efectivas de utilidad probada. Un claro ejemplo es la creación de personajes que se adapten un poco (o un mucho) a la vida social annelada por la gente que representa la mayoría del rating de las telenovelas de la tarde. Pero todo eso va, poco a poco, convirtiéndose en una historia por demás complicada de forma absurda y hasta inverosímil, logrando que las aspiraciones logradas por aquel personaje quieran alcanzarse por medio del merchandizing de tal programa de tv.

Los chicos de rebelde no visten rebeldes, visten de forma sensual y provocativa. No hablan como rebeldes, tienen frases sencillas y rebuscadas que no suenan naturales. No viven en pobreza infeliz como muchos que los ven anhelando tener un pedacito de ese pastel. No viven la discriminación de forma anarquista. No saben qué es el anarquismo. Ven la escuela como un lugar al que se va a socializar y a presumir, más que a estudiar. Tienen un programa de TV (o tenían), varios discos grabados, posters, etc. No saben tocar un instrumento y sólo uno o dos de ellos sabe cantar bien. Todos pretenden ser prototipos del adolescente perfecto, cuando ninguno de ellos es menor de los 23 años.

Todo eso podría pasarlo por alto, es un programa de TV que no merece análisis más profundo que esto. Pero lo que me retiene aquí es el nombre y las letras de sus canciones. Soy rebelde cuando no sigo a los demás, cuando no pienso igual que ayer, cuando me juego hasta la piel, es que quizas nadie me conoce bien. Alguno de estos días me voy a escapar… no importa mucho lo que digan de mi… y soy rebelde.

Chale… de verdad que le han pegao a los chavitos y chavitas con crisis de identidad cuando entran en la adolescencia. Es como decirle exactamente lo que quiere escuchar, identificarse de forma inmediata con su “forma de ver la vida”, y de paso imponerles un prototipo de “forma de ser” que está condicionada a los lujos económicos que una persona pueda o no darse.

Más adelante ahondaré en esto, pues como que me cansa escribir sobre cosas que me sacan ronchas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s