Amante…

Recargada en la pared… estática me mira desde su eterno sopor inherte.

Delgada y ligera me ha acompañado desde que soy un hormonal adolescente. Ahí está, esperando a que las lujuriosas musas me inspiren para seguir tomándole de un brazo para recargarla en mi regazo y cantar de alegría o de tristeza o de que se yo. No se si me quiera, pues impongo mis manos sobre ella y responde sin chistar, justo como yo quiero, o al menos tan bien como mis habilidades lo determinen. No he dejado que el destino me haga abandonarle, pero la lujuria va bajando poco a poco.

Antes, en mi juventud extasiada con cosas nuevas, procuraba tomarla entre mis brazos varias veces al día. Ahora, el infinito tiempo se va acumulando en mis ojos, mientras que ella, sencilla, delgada y ligera aún, espera a que me de un respiro, desnude el alma y le haga cantar como antes.

Simplemente le amo, me es fiel y no tengo que ser siempre el mejor para que ella me haga sentir bien. Lo mejor de todo es que está hecha para mí, o al menos eso parece, pues mis manos y sus curvas coinciden perfectamente…

Mi guitarra… la flaca… La Flaca, ha cumplido doce años conmigo… FELICIDADES FLACA!

miflaca.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s