Y ahora… un reto nuevo.

Si pensaban que lo que hace un nerd como yo es más que suficiente para mantenerme ocupado casi toda la semana (ahora mismo estoy esperando la batiseñal para salir de casa hacia el bar o algo parecido), pues hoy en la mañana encontré algo más para hacerla aún más interesante.

Hoy en la mañana, cuando caminaba por el pasillo del centro comercial, junto a mi hermanote y mi cuñadota, escuché como ya había escuchado antes, un piano sonando dentro de la tienda de música. Pero esta vez era diferente, la verdad me sentí como uno de esos roedores del cuento del flautista de no se donde. Atraido hacia el sonido de ese rico bolero interpretado en piano (de Agustín Lara) me acerqué al pianista que, encorvado sobre el piano de pared que estaba en venta, golpeaba con un rico ritmo las notas hasta que parecían bailar.

fa1_222.gif

Sus pequeñas manos iba y venían de allá para acá y yo no hacía más que mirar encantado la habilidad prestidigitadora de las manos de ese calvo señor.

Terminó y aplaudí. Él volteó a verme y me sonrió, dejandome ver sus chuecos y gastados dientes de viejito.

*Hola señor, soy Fulano Detal, que padre toca usted!*  *Gracias jovenazo, yo soy Sutano Detal*…

La plática continuó por alrededor de quince minutos, se detuvo unos instantes para dejar escapar unos acordes de la*Turkish March* que viene en el pianitoy de la que el ñor este sabía más que el nombre real. Quedó entusiasmado de saber que yo podía seguir el ritmo del acompañamiento que el interpretaba, sólo la entusiasta presencia de mi madre (que me festeja hasta cuando se me sale un moco cuando estornudo… chales) me hizo no poder disfrutar del todo del momento, pues se me colgó del cuello y me arrebató de la atención del ñor que estaba ya algo entusiasmado tocando la pieza en cuestión.

Chale… cuando uno de verdad quiere hacer algo chido siempre hay alguien que muestre demasiado entusiasmo por lo que uno ve del todo natural. Bueno… pos total.

*Oiga don Fulano, ¿No le interesaría tener un alumno particular al que le facina la música y más interpretarla?*

Dejó claro que ya odia dar clases en alguna institución porque los alumnos siempre lo mandan a la goma, así que procuré ser no tan insistente, pero decirle lo dedicado y gustoso de la música que soy… al final, sin mucho batallar, pude convencerlo de ser uno de sus ahora dos alumnos particulares que podrán tomar clase en su casa dos veces a la semana.

Y ahora recuerdo, mi hermano tomaba clase de piano tres veces a la seman, yo de guitarra, y él nunca aprovechó la clase realmente. Escudado en su ya ausente defecto de ser de mano sudorosa, daba una poca importancia a lo dedicada que era su maestra de música cuando daba clases. Por otro lado, yo escuchaba las clases y trataba de imitar lo que les enseñaba en bajo volúmen en el piano viejo que estaba en el cuarto de al lado.

Así que decidido… tomaré clases de piano dos veces a la semana, con don Sutano. Espero tenga limonada preparada y la disposición de contarme alguna de sus historias de músico, que dicho sea de paso, parecen ser muy divertidad.

Abur!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s