… monedas…

… depertó igual de aturdido que los demás días de los últimos cinco años, sólo que ahora, como en pocos despertares, tuvo que indagar el aspecto de la persona que, envuelta entre cobijas, se arremolinaba en la cama buscando mitigar la luz que entraba por los espacios que dejaba la raída cortina.

Como antes, procuraba dejar aunque sea unas monedas en el buró que está a un lado de la cama… la diferencia es que ahora ya era tarde. Aturdido aún, caminó hacia la entrada con los pies pesados, sin ánimos siquiera de seguir andando, pero con la apremiante necesidad de alejarse de esa vida, de esa noche, la anterior, de morir y volver a nacer en otro planeta…

Aquel bulto en la cama queda atrás… él sigue su camino con el sol a sus espaldas, sin siquiera notar a la vida, a los que se cruzan en su camino, al cielo y al aire que respira… tan tólo quiere irse de ahí y no encontrar nunca motivos para regresar… ese sopor de tarde y resaca hacen sus pies andar cada vez más lentos, su boca seca arenosa le impide articular bien las palabras que balbucea en el delirio que lleva al darse cuenta… darse cuenta que no vive… no respira ni tiene voluntad… el tiempo le ha jugado una mala pasada a su mente y ahora le es difícil distinguir entre sus pesados sueños y la idiota realidad…

(… continúa…)

HE DECIDIDO NO CONTINUAR ESTE CHORO…

Anuncios

Un comentario en “… monedas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s