en la oscuridad…

y se fue, sin más que un chiquillo en brazos y un reboso para sostenerlo, lágrimas secas agonizando sobre sus mejillas y la luna iluminando su nuca mientras caminaba… ellos esperaron hasta que el sol calentó sus ánimos para salir a buscarla. Todos los días consecuentes habrían de encontrar sólo rastros de sus huaraches desconocidos y raídos por el calor.

Simplemente quería huir, y lo logró, al calor de un desesperadamente silencioso escape; tan solo empezó a caminar y eso fue todo… nada más, agregó cada vez más metros a su camino al templo, y al camino del panteón, y a la lejana casa de su madrina… sencillamente no dejó de caminar hasta que sus piernas acalambradas se detuvieron con espasmos a un lado de una desolada carretera… sin nada que la separara del frío y uno que otro ventarrón, el bebé, calientito a espaldas de ella, no protestaba, de hecho, respiraba tranquilamente a las espaldas de su hermana mayor.

Así, en la oscuridad y el frío, sin querer y sin saber, ella se fue durmiendo en la penumbra… pintados en el cielo sus recuerdos de tiempos mejores, pero enterrados en el suelo para siempre sin siqueira un dejo de felicidad… nunca despertó y ahí quedó, helada de congoja y odio, de miedo… pero eso si, no estaba sola, al menos no por hoy…

Anuncios

2 comentarios en “en la oscuridad…

  1. Pingback: descalza… (II) « Un nerd en cabaret…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s